Ocio Full
   
 
  HISTORIA
 



HISTORIA



    

    Los terriers tienen un origen poco claro, ya que su historia de progreso rápido en el siglo pasado, ha transformado fundamentalmente la fisionomía que pudieron haber tenido en épocas anteriores, lo que ha hecho que sólo se admire su potencialidad y adelantos actuales como razas determinadas y para exposición, olvidando casi por completo la función zootécnica y condiciones de trabajo que desempeñaran durante los siglos anteriores.

    Tal cual lo define la denominación “terrier”, palabra del inglés medieval derivada de la francesa “terre” y la latina “terra” las cuales significan tierra, el trabajo de los terriers quedaba claramente definido por sus condiciones de cavadores en la tierra y exterminadores de alimañas. Se dice que los perros terriers pudieron ser descendientes de unos pequeños perros del tipo spitz que habitaran durante el neolítico, de los cuáles desarrollaron una gran variedad de razas y para diferentes usos. 

    La mayoría de las razas terriers parecen haber estado confinadas a Europa, aunque podían encontrarse también en el Tíbet y mundo occidental en épocas antiguas. Hoy en día encontramos una gran variedad de razas terriers en el mundo occidental y muchas de éstas son Escocesas, Inglesas e Irlandesas. Algunas son antiguas mientras que otras, de reciente creación producidas por una deliberada selección y cruzamientos.

         Muchos de estos terriers han adoptado el nombre de acuerdo al condado donde se les criaba, todos teniendo dos principales características: cazadores y cavadores.

        El, Scottish Terrier como también se le conoce es netamente un perro escocés, oriundo de la región septentrional montañosa de las Tierras Altas de Escocia. Región cuya topografía es montañosa y rocosa, con un clima frío y húmedo, que favorecía el desarrollo de alimañas que hacían sus madrigueras en las zonas rocosas.

        El hombre escocés, evaluando sus necesidades en cuanto al uso que requería de sus perros, comenzó a criar y desarrollar aquellas razas que pudieran combatir las diversas alimañas que poblaban las zonas. Debían tener muy buen olfato para localizar las madrigueras, ser muy desarrollados y fuertes, así como valientes para que pudieran enfrentarse con un zorro enfurecido sin retroceder, y lo bastante pequeño de talla, con miembros anteriores muy desarrollados, como para que pudieran cavar con fuerza, sin cansarse por el esfuerzo y después, arrastrarse dentro de la cavidad para hacer salir o combatir al zorro o tejón.

        A mediados del siglo pasado, en los distritos de Perthshire, Loch Rannoch y Blackmount, una variedad se fué imponiendo, se criaba en Aberdeen, tratando de fijar un tipo definido, con características propias y condiciones especiales para su trabajo. Esta variedad, por su especial fortaleza, doble y fuerte pelaje, indiferencia a los castigos, valor en los ataques, e instinto cavador y condiciones para adentrarsé en madrigueras bajo tierra, fue adquiriendo popularidad y se identifico como Aberdeen Terrier en razón del lugar de origen del mismo.

        Aproximadamente en el año 1880, se rebautizó la raza como Scottish Terrier y desde entonces se ha mantenido como raza pura, convirtiéndose en perro nacional de Escocia.

        No obstante, hasta finales del siglo pasado, su nombre se usaba indiscriminadamente, para los Cairns, Skyes y otros terriers.


 
  Bienvenidos 46760 visitantes (134281 clics a subpáginas) Copyright Protected © All Rights Reserved  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=